Pues yo prefiero leer “Contando Estrelas” antes que okDiario

De los medios de comunicación podemos hacer muchas descripciones y diferenciaciones. Sabemos que la prensa libre y políticamente incorrecta es muy minoritaria en España. Ahora bien, de otros periódicos solo podemos decir que son un servicio no solo servil al establishment progre-socialdemócrata, sino que se pasan de frenada en sus malas praxis periodísticas.

El periódico okDiario, dirigido por el periodista Eduardo Inda, en tiempos, director del diario El Mundo, y no solo pro-establishment en sí, sino servil al Partido Popular (PP), a niveles similares a los del medio al mando de Francisco Marhuenda, es un ejemplo de esos servicios como los previamente referenciados.

Su periodismo de calidad no es muy distinto al de medios como CNNThe Guardian BBC. Tratan de tildar de “ultraderechista” a cualquiera que defienda la soberanía nacional y se oponga a las “puertas abiertas” para los inmigrantes musulmanes. El mandatario húngaro, Viktor Orbán, y el partido Alternativa por Alemania (AfD) están bajo esa descripción.

También sugieren miembros de este “panfleto pepero” que el presidente estadounidense Donald Trump se asemeja al dirigente de la formación comunista PODEMOS, Pablo Iglesias. Sí, en serio, la demonización llegó al punto de considerar indirectamente el control migratorio, el patriotismo y las rebajas fiscales y de presión burocrática como políticas “colectivistas”.

Pero no nos centraremos en ello. Pasemos a otra de las malas praxis que, al parecer, caracterizan al diario: plagiar descaradamente, sin ninguna clase de atribución de referencia, contenidos de prestigiosas blogosferas de derecha liberal. Es el caso de la bitácora Contando Estrelas.

Este portal web, administrado por el gallego y liberal-conservador Elentir, buen amigo y un aguerrido defensor de las causas pro libertatem, pro-vida y pro-familia, y católico prácticante convencido y coherente, ha sido víctima de, al menos, tres duplicaciones, vulnerando la licencia CC Atribución – No Comercial 3.0. De hecho, indica en la main page:

Eres libre de compartir los contenidos de este blog siempre que cites al autor. El autor de este blog niega a cualquier persona o entidad de gestión de derechos de autor la autoridad de cobrar a terceros por reproducir los contenidos de este blog.

Pero nadie de ese periódico pepero ha estado por la labor de incurrir en una buena praxis conforme a la ética periodística, que no deja sino de consistir en el sentido común, el más común de los sentidos, a pesar de que mucha gente, desgraciadamente, no quiera tenerlo en cuenta ni ponerlo en práctica.

Para comenzar, el pasado 22 de agosto de 2017, se publicó un artículo, a las 11:40 sobre un homenaje de los Carabineri italianos a las víctimas del atentado islamista que 5 días antes tuvo lugar en las Ramblas de Barcelona, la capital tabarnesa. Se encargó de subir tal contenido el periodista Íñigo Artola.

Pero es que, un día antes, el autor gallego publicó esa entrada en su sección sobre Defensa y Aviación. Ahora bien, dos días posteriores a la publicación en el diario de Inda, sobre las seis menos diez de la tarde, se modificó la noticia. Así pues, se puede evidenciar que no pusieron la principal referencia en el momento (el día 22).

Por otro lado, el pasado 19 de junio, Elentir escribió un ensayo en el que criticaba que la nueva versión de la revisionista y guerracivilista Ley de Memoria Histórica, promovida por el PSOE, que será totalitaria, no condenara la apología del comunismo, sino solo la del nazismo, el fascismo y el franquismo.

Pues bien, pocos días después de la festividad de San Juan, la periodista María Jamardo, docta en Historia del Arte, elaboró una noticia sobre ese mismo asunto, que no era sino un plagio prácticamente absoluto del ensayo publicado una semana antes por quien es también su paisano.

Adicionalmente, ayer, día 28 de agosto, el periodista Carlos Cuesta, ex presentador de La Marimorena de 13 TV, incurrió en lo mismo, respecto a una noticia en la que el bloguero vigués criticaba que la Ley de Memoria Histórica no se fuera a aplicar en una mezquita ceutí, lo cual evidencia las intenciones anticatólicas del frentepopulismo.

Por lo tanto, una vez explicado todo lo anterior, tan solo he de reiterarme en mi deploración de estas malas prácticas de un diario que acumula razones para perder más lectores. El cliente es quien debe decidir qué medios de comunicación seguir o dejar de seguir a la hora de informarse sobre la actualidad y otros aspectos del mundo que le rodea.

De hecho, que cuente Elentir con mi todo apoyo. Prefiero leer a blogueros defensores de la Nación Española, la libertad, la Europa cristiana, la familia y la dignidad humana, antes que a seres serviles al establishment progre-socialdemócrata. Nosotros no confiamos en Casado y Monago como ellos; preferimos inspirarnos por Orbán y Trump, y admirar a los polacos.