Europa, sé tú misma

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN RELIGIÓN EN LIBERTAD

[…] Obvio es que Europa no es un «todo homogéneo». Existen diferencias sociales y culturales como, por ejemplo, las que se dan entre latinos, eslavos y germánicos. Sin embargo, como bien señaló, el cristianismo es un nexo común, a pesar de sus múltiples interpretaciones: catolicismo, protestantismo y corriente ortodoxa.

Continúa su discurso añadiendo que «todavía […] el alma de Europa permanece unida porque […] como son los de la dignidad de la persona humana, del profundo sentimiento de justicia y libertad, de laboriosidad, de espíritu de iniciativa, de amor a la familia, de respeto a la vida, de tolerancia y de deseo de cooperación y de paz».

Política y jurídicamente caracterizan a Europa, que es parte de Occidente, la garantia de libertades civiles y derechos fundamentales (presunción de inocencia, prohibición de la pena de muerte, etc.). Tampoco se pone en entredicho la igualdad en dignidad de mujeres y homosexuales. […]