¿Por qué Texas es el lugar más libre del mundo?

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Si a cualquiera de ustedes le preguntan por Texas, seguramente se les venga a la cabeza la imagen de un cowboy con su peculiar sombrero, con sus botas identificativas, con un revólver en el cinturón, montado en un caballo de noble porte, conduciendo el ganado para que paste en las praderas. O, por el contrario, ustedes pueden pensar en la NASA, asociándolo con la famosa frase del gremio de astronautas Houston, tenemos un problema. Y, también, lo pueden ustedes asociar con la zona desértica, fronteriza entre EEUU y México, por donde el tráfico ilegal de droga y la inmigración ilícita ponen en jaque a las autoridades locales, estatales y federales. No andan muy errados con dichos pensamientos.

No obstante, mi tarea en este artículo será explicarles –e intentar convencerles- de por qué creo que el Estado de la estrella solitaria es el lugar más libre sobre la tierra. Podrán estar ustedes de acuerdo conmigo o, directamente, me tomarán por loco, pero creo que lo que van a leer en las siguientes líneas no les va a dejar indiferente.

Empecemos, pues, por el campo económico. Es indudable que Texas es uno de los estados donde la libertad de empresa es mayor. Hasta los 90, los gobiernos locales y estatales texanos estaban controlados por demócratas que hacían una síntesis extraña entre el conservadurismo social y los principios político-económicos del New Deal. Esto hizo que para aquellos años la economía texana fuera, salvo en honrosas excepciones, básicamente actividades agropecuarias y petrolíferas. Todo esto empezó a cambiar cuando en 1995 George W. Bush fue elegido primer gobernador republicano en Texas. Sí, lo sé, Bush no es ni mucho menos un adalid de la libertad de mercado, y como neoconservador fue más bien centrista en temas económicos pero, es innegable que con él dio comienzo la trayectoria republicana en Texas.

Esta época prominentemente republicana ha supuesto que se elimine el impuesto sobre la renta a nivel estatal, se reduzca el gasto público, se eliminen regulaciones innecesarias y que las casas se abaraten mucho ¿Cuál ha sido el resultado de todas estas reformas? El crecimiento de los sectores secundario y terciario, el aumento de la productividad en el campo agropecuario y petrolífero, y la transformación del estado de los cowboys en uno de los lugares con mayor libertad de mercado dentro de los EUA. Sí, es cierto que hay estados como Florida con mayor libertad comercial que Texas, pero ya me nos gustaría a los españoles tener una fiscalidad análoga.

En el campo político, las peculiaridades continúan. Como ustedes sabrán, los Padres Fundadores crearon el modelo de República Constitucional con total separación de poderes y un sistema electoral uninominal mayoritario por distritos. El sistema estadounidense es limitación del poder constante ya que no solo se limitan los tres poderes entre sí, sino que los estados -representados en el Senado- limitan a la mayoría gracias al sistema bicameral. Efectivamente, todo esto lo posee Texas, pero le añade una nueva limitación de poder ya que los ciudadanos texanos no solo eligen al gobernador, sino a sus distintos secretarios. Por esto mismo, no es extraño encontrarse a un gobernador republicano que le toca lidiar con una secretaria de educación demócrata. No hay nada que represente mejor la tradición antiestatista de Dixieland.

También vale la pena destacar la sociedad superactiva que tienen los texanos. Clubs de debate, organizaciones de trabajadores alejadas del Estado, milicias ciudadanas que continúan con la tradición del ciudadano armado que defienden a su familia, a su comunidad y a su país etc. Me gustaría destacar el cierre varias clínicas abortistas de Planned Parenthood merced a que cada vez hay más jóvenes texanas comprometidas con la defensa de la vida y que se niegan a abortar voluntariamente. Organizan todos los años unas formidables Marchas por la Vida. Ciertamente admirable.

Sin embargo, esta situación puede peligrar ¿Por qué? Porque hay dos grandes peligros que pueden dañar la prominencia antiestatista y liberal conservadora en Texas. La primera es la llegada de inmigración ilegal hispana que sirven a los demócratas como votantes en sus pucherazos ya que huyen del hambre, no del socialismo como los cubanos el sur de la Florida. El segundo peligro, son muchas de las personas que huyen del paraíso socialdemócrata californiano para ir a estados como Texas, pero siguen votando a candidatos demócratas. En fin, un disparate.

Y, aunque O´Rourke estuvo a punto de ganar las elecciones senatoriales a Ted Cruz, creo que no hay que preocuparse ya que el demócrata, gastó 60 millones de $ en su campaña electoral y recibió el apoyo de muchas celebridades a las que pagó. Ted Cruz solo gastó 1 millón y medio de $ y recibió donativos de gente común. O´Rourke tenía la ventaja de ser multimillonario y hacer una mejor campaña. Aún así, ni ganó a Cruz, y el gobernador Abbot ganó por un amplio margen a su rival.

Es indudable que la texana es un ejemplo de sociedad comprometida con los valores pro libertatem, recelosos del poder del estado y con valores y creencias liberal-conservadoras. Lo único que tenemos parecido a esto en la vieja Europa es una parte nada despreciable de la sociedad polaca.